Seleccionar página
Cómo comunicarse con los Ángeles

Cómo comunicarse con los Ángeles

Cómo comunicarse con los Ángeles

Te vamos a enseñar cómo comunicarte con los Ángeles, pero primero vamos a explicarte bien qué es un Ángel y las funciones que desempeñan dentro del mundo espiritual, así como los diferentes tipos de Ángeles que tienen contacto con los seres humanos. Empecemos.

¿Qué es un Ángel?

Un ángel es un ser espiritual, intangible que se hace presente en la mayoría de las religiones, los cuales deberes son asistir y servir a Dios, sin embargo, los Ángeles no tiene comunicación con él directamente. Los ángeles son comúnmente representados como emisarios de Dios. Según las religiones monoteístas, los ángeles ejecutan los juicios de Dios y sirven a los creyentes, ya que éstos pueden comunicarse con ellos. Desde el punto de vista espiritual, pueden considerarse como criaturas de perfecta pureza destinadas en muchos casos a la protección de los seres humanos. En este sentido, en el catolicismo, se habla del ángel de la guarda o ángel custodio, que sería aquel que Dios tiene señalado a cada persona para protegerla y/o custodiarla cada día.

Tipos de Ángeles

Los Ángeles pertenecen al tercer coro celestial, o la tercera jerarquía divina. Esta esta conformada por los Ángeles, Arcángeles y los principados.

Si quieres saber un poco más sobre los coros celestiales visita nuestro artículo “¿Qué es la Jerarquía Celestial?”

Aunque no lo creas, el tercer coro celestial se encuentra más en contacto con los humanos, con tus propios pensamientos. Los ángeles y arcángeles son divinades muy poderosas, pero son los consejeros de los humanos y al estar en constante contacto con nosotros los humanos, ellos se “ensucian”, y no son lo suficientemente puros como para comunicarse con Dios directamente, la tercera jerarquía celestial la conforman los ángeles que obran como mensajeros divinos.

Principados

Estos son los principales guardianes de las naciones y los países. Trabajan sin descanso orientando y supervisando causas que afecten a las naciones, incluyendo política, temas militares y comercio.

Arcángeles

No existe mucha diferencia física entre ángeles y arcángeles, la diferencia radica en la tarea asignada por Dios. Los arcángeles comprenden las áreas del esfuerzo humanos y son los líderes administrativos de los seres espirituales. Con regularidad los arcángeles reciben tareas de suma importancia para la humanidad La Biblia menciona tres por su nombre: Miguel Arcángel (en el libro de Daniel y en el Apocalipsis), Rafael Arcángel (en el libro de Tobías) y Gabriel Arcángel (en el libro de Daniel y en el evangelio según San Lucas).

Ángeles

Estos son la orden inferior en la jerarquía angelical, y los más conocidos por el hombre. Físicamente tienen un par de alas y tienen forma de niño. Tienen relación directa con los asuntos humanos y sus oraciones. Son los emisarios de esta jerarquía los que se envían como mensajeros y protectores ante los hombres, y de hecho son los más invocados por los hombres.

Cómo y por qué comunicarse con los Ángeles

Como comunicarse con los angeles hablar con tu angel

Puedes comenzar por preguntarte «¿Por qué hablar con los ángeles y no con Dios directamente?» Los ángeles son intermediarios entre el amor de Dios y el nuestra vida terrenal. Los ángeles comparten la esencia de Dios y conocen perfectamente su voluntad. Ellos concebidos para guiar a todo ser terrenal en su desarrollo durante su etapa en la Tierra. Es posible que el sufrimiento sea útil para aprender de los errores, pero no es necesario para completar las lecciones del alma. Los seres de luz pueden ayudarnos a evitar el sufrimiento y corregir los errores y las consecuencias en el mundo y son los que las evitan que suceda la mayoría de ellas .

Primeros pasos para comunicarse con los Ángeles

Primero que todo debes mantener la mente en ellos, en su belleza y el amor que emanan para que generes una imagen mental de ellos lo suficientemente clara. Mientras más pienses en los ángeles, más te acercarás a ellos.

Puedes leer libros, artículos y todo tipo de información acerca de los ángeles y la espiritualidad. Es la mejor manera de concentrarte, cultivar la fe y comenzar a sentir la presencia y bienestar de los ángeles.

Poco a poco comenzarás a desarrollar tu mente abonando la percepción extrasensorial. Analiza bien las sensaciones en todo tu cuerpo, cosas como visiones, olores y la información que viene a tu mente sin haberla aprendido antes. Esta manera de percepción es el modo en el que los ángeles se comunican contigo.

Meditación, Calma y Sosiego, pasos fundamentales para poder comunicarte con tu Ángel

Emplea la meditación y la visualización en un ambiente tranquilo. Los ángeles se comunican cuando tu mente está serena. Las visualizaciones son también un poderoso instrumento de comunicación con los ángeles.

A partir de este punto puedes Mantenerte alerta a los números, las casualidades y los mensajes escritos que parecen contestar tus preguntas.

Enfócate en tus sensaciones corporales y emocionales. Si durante una meditación con los ángeles tienes una excelente sensación de bienestar, puedes continuar meditando, confiando en que tienes una perfecta armonía con los seres de luz. Pero, si de alguna u otra manera te sientes mal, y sientes ansiedad o tristeza, o incluso vienen a tu mente pensamientos negativos, es tu ego manipulándote. Pide a los ángeles sosiego, tranquilidad y serenidad, pide que te liberen y detén la actividad hasta que te sientas mejor.

Deja tus dudas y miedos a parte, los Ángeles te guían

No permitas por ningún motivo que el miedo te ataque. La duda o la ansiedad destruyen las capacidades psíquicas. Examínate y descubre tus miedos antes de intentar comunicarte con los ángeles, transfórmalos en fortalezas. A medida que vayas explorando el mundo de la meditación con los ángeles comenzaras a tener revelaciones, llamarás casualidad a ese pensamiento que parece contestar tus preguntas, en vez de descontar su validez, piensa en el mensaje que envuelve. Interprétalo como interpretarías un sueño o un poema y presta total atención a cómo te sientes con eso.

Aprende métodos de protección psíquica a la vez que trabajas tu percepción extrasensorial y agudizas tus sentidos para evitar que tu creciente sensibilidad te haga recoger energías negativas ajenas.

Métodos externos para comunicarse con los Ángeles

Los expertos en angelología ratifican que utilizar métodos de adivinación, como los oráculos y juegos de cartas de ángeles pueden ayudarte a atraer la energía angelical y sus mensajes. No dudes de tus dones y tu habilidad innata para recibir los mensajes de los seres de luz y los ángeles. La química de tu alma está diseñada con la misma esencia que los ángeles y vibra con la misma frecuencia, sólo necesitas que tu energía y la de tus ángeles armonicen.

Por último no olvides lo esencial. Ten FE

Por último, solo necesitas fe, la fe mueve montañas y mientras aprendes y compruebas que tus visiones, sentimientos y percepciones son válidas, puedes ir escalando luces en tus caminos espirituales. Sólo ten un poco de paciencia y poco a poco encontrarás tu estilo de comunicación con los ángeles y será más fácil escuchar y entender sus mensajes.

Como comunicarse con los angeles ten fe
Jerarquía Celestial

Jerarquía Celestial

La organización del Cielo: La Jerarquía Celestial.

Seguramente alguna vez has mirado al cielo y habrás pensado inmediatamente por los Ángeles. Y te has preguntado que si los humanos tenemos un orden, si con los Ángeles pasará lo mismo. Sí, el Cielo también está organizado, y esta organización se llama Jerarquía Celestial.

Éstas obran en pro de la humanidad y trabajan incansablemente supervisando a los que ocupan el plano terrenal (nosotros, los humanos) y dirigen a los demás seres de luz (ánimas y demás espíritus de luz).

La Jerarquía Celestial regula el orden universal de lo material, todo lo tangible e intangible. De igual manera, la Jerarquía Celestial lucha contra las fuerzas del mal, defiende a los hombres en la tierra de las fuerzas malignas de los demonios y pueden salvar a los hombres de las manos de los seres del infierno.

¿Qué es la Jerarquía Celestial?

En la angelología cristiana se conoce como Jerarquía Celestial a la jerarquía organizacional que existe en el Cielo. Ésta es la rama de la teología que estudia la naturaleza y la clasificación de los ángeles.

Los ángeles son criaturas celestiales que fueron diseñados al comienzo de los tiempos por obra y gracia de Dios, dividiéndose a su vez en ángeles y ángeles caídos. Según la creencia, los ángeles son adoradores de Dios y los ángeles caídos adoradores de Satanás, son llamados caídos ya que son los que decidieron seguir a Lucifer en su caída (rebelión).

¿Cómo está conformada la Jerarquía Celestial?

Primera jerarquía de ángeles

Serafines

Primera Jerarquia Celestial - Angel Serafin

Los Serafines son los ángeles de mayor rango dentro de la Jerarquía Celestial. Rodean el trono de Dios, su tarea consiste en cantar alabanzas y loores a él en todo momento, se encargan del trono de la deidad suprema a través de sus cantos. Están representados con seis alas, un par para tapar su rostro, un par para tapar sus pies y un par para volar.

Tu pregunta en este caso es ¿por qué se tapan con sus alas? Esto es debido a que las alas da una protección ante el inmenso resplandor que emana de la superior deidad. Poseen alas que cubren sus pies porque sólo Dios puede contemplar su belleza.

El hombre está hecho a imagen y semejanza de Dios, pero los Serafines (las criaturas más bellas) son parte de Dios, es por esto que sólo Él puede contemplarlos.

Querubines

Primera Jerarquia Celestial - Angel Querubin

Los Querubines son los guardianes de las estrellas, el universo y la luz. Algunos estudiosos mantienen que no son ángeles y que de hecho pertenecen a un grupo de seres sin clasificación, incluso de un poder superior al de los ángeles más fuertes.

Ya que los Querubines son entidades asociadas a la luz, un perfecto ejemplo de Querubín es Lucifer, el ángel caído, cuyo nombre significa realmente El Portador de la Luz. A pesar de haberse revelado contra Dios, fue el líder de los Querubines y comandaba sobre ellos.

Al ser portadores de luz, los Querubines son rápidos como el rayo y con su velocidad son capaces de darle la vuelta al mundo en segundos. Por eso se encuentran en todos lados al mismo tiempo.

Tronos

Los Tronos son bellos ángeles que eran llamados en la antigüedad Espíritus de las Estrellas. Son los primeros ángeles en relacionarse con las acciones de los hombres, llevando un registro de estos.

Construyen una suerte de orden global y son los que llevan el trono de Dios por el paraíso del cielo, portando el don de la perseverancia. En la antigua Edad Media se les representó como criaturas ciclópeas cuya tarea es sostener el trono de Dios.

Se conocen como seres enormes cuyas alas son circulares y están iluminadas con los colores como el arco iris.

Segunda Jerarquía de ángeles

Dominaciones

Segunda Jerarquia Celestial - Angel Dominacion

Los Dominaciones son los encargados de supervisar el trabajo de los ángeles de menor escala. Tienen la importante misión de hacer que el universo se mantenga organizado.

Sus jefes directos son los Serafines y Querubines, lo que se traduce a que reciben órdenes directas de ellos, tomando la salvedad que, si el caso necesita cierta prudencia, la reciben del propio Dios. Rara vez se manifiestan en el mundo y menos aún frente a los mortales.

Para algunos especialistas, los Dominaciones se ocupan principalmente de los detalles del universo, de aquellas sutilezas microscópicas que lejos están de los asuntos mundanos.

Virtudes

Segunda Jerarquia Celestial - Angel Virtud

El deber de los Virtudes, estos seres angélicos, es el controlar a grupos de personas. Son ángeles similares en casi todo a los Principados, solo que su deber es supervisar a los grandes grupos humanos, ya sean naciones o pueblos.

En ocasiones son los que avivan o apaciguan determinados movimientos evolutivos, siguiendo siempre los ilógicos designios del Señor.

Potestades

Segunda Jerarquia Celestial - Angel Potestad

Los Potestades son los ángeles encargados de proteger la conciencia y la historia de los hombres. Los ángeles de la muerte y el nacimiento se encuentran en esta jerarquía celestial; así como los ángeles dedicados a imprimir dones sobre los hombres.

Controlan, además, la forma en que se distribuye el poder entre los seres humanos.

Tercera jerarquía de ángeles

Los ángeles de la tercera jerarquía celestial son el vínculo entre el Cielo y la Tierra, como su nombre lo indica, son mensajeros divinos.

Principados

Los Principados son los custodios de los países y culturas. Supervisan todos los eventos que puedan afectar los destinos de una nación, incluyendo cuestiones militares, políticas o netamente económicas; aunque pocas veces influyen para torcer una situación adversa.

Su tarea es como la de los Virtudes, pero en lugar de personas, este tipo de ángeles controla, entre otras, las acciones políticas, militares y comerciales entre países y naciones.

En este sentido, los Principados son más historiadores asépticos que voluntariosos colaboradores cósmicos.

Arcángeles

Los Arcángeles son quienes reciben las misiones importantes para la humanidad y los encargados de liderar a los ángeles. Los principales son: Miguel Arcángel, Rafael Arcángel y Gabriel Arcángel.

Los Arcángeles se ocupan directamente de recompensar los esfuerzos humanos, así como de administrar los asuntos celestiales. Cuando son enviados a la Tierra normalmente se ocupan de cuestiones de suma importancia.

Ángeles

Los Ángeles ocupan el más bajo puesto dentro de la jerarquía angelical. Son, por lo tanto, los más cercanos y conocidos por los seres humanos por estar intrínsecamente relacionados con las cuestiones humanas. Son los mensajeros y los protectores de la humanidad, por ser los más cercanos. Son aquellos ángeles a quienes los hombres rezan.

No sólo se ocupan de enviar mensajes a los hombres, sino que incluso pueden aconsejarlos, si es que éstos demuestran tener un oído agudo para percibirlos.

Los ángeles de la guarda o ángeles custodios se encuentran en este orden, pero no figuran en la antigüedad, sino que son un agregado posterior y acaso apócrifo; puesto que ningún «mensajero» puede establecerse en un solo sitio, ya que su oficio requiere una naturaleza más bien nómada.