Seleccionar página
La Vela de Virgo

La Vela de Virgo

¿Cuál es la Vela de Virgo?

Al signo de Virgo se le asigna la vela de color marrón, los colores oscuros no son recomendables para personas con excesiva sensibilidad, con una mente demasiado débil e influenciable. Tampoco para las personas que sean muy fantasiosas.

La vela de color marrón se asocia a la fertilidad por su semejanza con la tierra. En general si se hace un ritual con esta vela brindará fortaleza personal tanto en la vida diaria como en la intimidad. Contribuye con los cambios radicales, lo profundo, con los secretos, el miedo con lo desconocido, con las fantasías, con los grandes riesgos, los grandes peligro, el temperamento y el egoísmo. Así que tiene que tener mucho cuidado al encender una vela de este color.

Si si la persona que realiza un ritual para la prosperidad económica y es del signo de Virgo favorecer a las empresas relacionadas con la ayuda a negocios que funcionan en la noche, favorecerá también a todo lo relacionado con la política, la milicia o una empresa relacionada a productos químicos.

Favorece todo aquello que está relacionado de una u otra manera con la muerte. Cuando se realiza un ritual con esta vela de color marrón  y se es del signo de Virgo,  favorece la sexualidad, atraer al ser amado por medio del sexo, favorece los romances y los concubinatos.

Se puede hacer un ritual para  fortalecer a los órganos sexuales, el intestino grueso, el recto, el sistema circulatorio, el hueso sacro, las glándulas suprarrenales, la vesícula biliar. Te protegerá contra accidentes graves y contra toda clase de peligros físicos, contribuye el equilibrio de los apetitos corporales o incentiva la sexualidad en caso de tener impotencia.

Fortalece el sistema inmunológico y lo protege contra cualquier intoxicación asfixia o envenenamiento al realizar un ritual con la vela de color marrón para el espíritu, lo ayudará a iluminar el camino entre el trance de la muerte, iluminará la profundidad del pensamiento, liberará al ser humano de sus apetitos carnales, alejara al ser humano de los excesos, ahuyentar a todas las sombras de destrucción de tu alrededor y de autodestrucción, incrementa la fertilidad del espíritu.

La vela marrón potenciara el ritual

La vela de color marrón es una vela femenina a pesar de sus aparentes valores masculinos, no hay que tomar en cuenta que el aspecto conflictivo y femenino del hombre le lleva a la contradicción consigo mismo y con sus capacidades masculinas.

La tenacidad y la lucha se enfrentan interiormente con la irreflexión y la violencia, es por ello que para que no se imponga el caos es necesario la capacidad femenina de la recepción que lidere la irracionalidad masculina de la penetración, de esta forma la perseverancia triunfa sobre la destrucción, es por ello que la vela de color marrón manifiesta mucho mejor las cualidades positivas.

El mes ideal para encender esta vela es el mes de noviembre, ya que en este mes se realiza el culto a los muertos, se desarrollan los conflictos y los cambios radicales, se incrementan los secretos y las zonas oscuras. Por ende se hace más necesaria la presencia de una luz que surja en las tinieblas esta vela, puede ser encendida para fortalecer el poder de otra vela durante los meses de Marzo, Julio y Abril.

Si se realiza un ritual con esta vela y con una vela Roja de acompañante tendrá como fin el recibir un mayor impulso y un mayor equilibrio entre ambos sexos. 

El día y la hora propicia para encender una vela de este color es el día martes. Entre las 8 y las 10 de la noche tomando en cuenta que esta vela es nocturna y en los meses de verano Tendremos que esperar a que desaparezca el último rayo de sol para encenderla.

Los elementos de los signos del zodiaco

Los elementos de los signos del zodiaco

¿Qué son los elementos de los signos del zodiaco?

Seguramente muchas veces habrás visto que tu signo zodiacal corresponde a un elemento y no sabes bien porqué. O tal vez hayas escuchado que un signo pertenece a un elemento y realmente te gustaría saber a cuál pertenece el tuyo. Te voy a mostrar en este caso cuáles son los elementos de los signos del zodiaco, qué es lo que significa cada elemento y qué signo zodiacal pertenece a cada uno de los elementos.

Pero para empezar, te contaré que todos los signos zodiacales se agrupan en los cuatro grandes elementos: Agua, Aire, Tierra y Fuego, que como habrás podido ver, son las energías elementales desde que el ser humano existe y las venera.

Estos cuatro elementos simbolizan la fuerza y la naturaleza en la que estas energías se reparten e integran por todo el universo, y es por ello que los signos con el mismo elemento tienen algunos comportamientos muy parecidos, rasgos de personalidad similares y una percepción del mundo de una forma un tanto particular.

También te puedo decir que todas las personas, todos nosotros, estamos influenciados de una manera u otra por los cuatro elementos, pero siempre va a haber uno de ellos que ejercerá un predominio en tu signo zodiacal.

Si quieres saber cuál es el elemento de tu propio signo del zodiaco, o bien quieres saber cuál es el de alguien en particular, no pierdas detalle a el listado que a continuación te voy a mostrar.

Los tipos de elementos de los signos del zodiaco.

Como ya te he contado antes, los elementos de los signos del zodiaco son cuatro, divididos en los grandes grupos de los elementos básicos conocidos en la astrología clásica, y se dividen en Agua, Aire, Tierra y Fuego.

Cada elemento tiene unas peculiaridades bastante marcadas, como te lo voy a presentar a continuación.

Empecemos con los elementos de los signos del zodiaco, ¿cuáles son los signos del zodiaco con el elemento Agua?

Con los elementos de los signos del zodiaco, los de base Agua tienen la particularidad de ser soñadores, sensibles y muy emocionales, siendo los principales signos que demuestran una sensibilidad y empatía muy por encima del resto de signos.

Suele ser típico identificarlos por la facilidad de dejarse llevar por los propios sentimientos del momento.

Los signos del zodiaco que llevan el elemento Agua en él son los siguientes:

Cáncer es el primer signo del zodiaco con el elemento Agua, por tanto es el más emocional del zodiaco. El elemento Agua de Cáncer es de una naturaleza manantial: dulce y transparente.

Es un verdadero amante de la familia, es muy hogareño (siendo a veces prácticamente imposible moverlo de casa) y es un amante y conservador de las tradiciones.

Cáncer se rige sobretodo por su propia e indiscutible intuición y su inconsciente, aunque éste le traicione a veces.

El Agua del elemento del signo de zodiaco Escorpio está turbia y moviéndose constantemente. Esto significa que Escorpio siempre anda buscando nuevas cosas que hacer y respuestas a sus preguntas sin fin.

Esto implica también que en este sube y baja emocional, ya que también Escorpio es realmente sensible emocionalmente, le pueden provocar episodios y etapas depresivas.

Escorpio suele ser un signo del elemento Agua con muchos altibajos emocionales que muchas veces le proporcionan cierto sentido de incomprensión.

Piscis como signo del zodiaco con elemento Agua es un tanto peculiar, ya que aunque sea un pez, suele nadar contracorriente. Piscis es el eterno soñador e idealista, pero también gracias a lo sensible emocionalmente que es, no sabe discernir muy bien hacia dónde va la corriente o qué sentido va a tomar para nadar.

El elemento Agua del signo Piscis es, en definitiva, un elemento que, al ser fluido, hace que la naturaleza de nuestro pez sea contradictoria. Por ello, a pesar de la gran intuición que tiene, la mayoría de veces no confiará en ella y tomará partido por todo lo contrario de lo que le dictamina.

De los elementos de los signos del zodiaco, ¿cuáles signos son del elemento Aire?

Entre los elementos de los signos del zodiaco, con los de base Aire lo primero que debes percatarte es su volatilidad y su inteligencia. La inteligencia y perspicacia de estos signos son notables y fácilmente localizables en cualquier conversación con ellos.

Al margen de la inteligencia de los signos del zodiaco con elemento Aire, debes saber que conversación con ellos vas a tener de sobras, ya que son altamente comunicativos, con lo cual vas a tener mil y una razones para poder entablar cualquier tipo de razonamiento, ya que siempre van a tener una opinión y respuesta para ello.

Otra gran cualidad de estos signos del horóscopo con elemento Aire es que son muy adaptables a cualquier tipo de situación, pudiendo sobrevivir y sobrellevar cualquier infortunio de la vida, así como las grandes alegrías sin tener apenas repercusión en su vida cotidiana.

A continuación te muestro qué signos del zodiaco pertenecen al elemento Aire.

El elemento del signo de zodiaco de Géminis es el Aire, por lo tanto esto supone que es volátil y etéreo totalmente. Muchas veces esta volatilidad en sus actos hace que parezca un eterno adolescente, pudiendo actuar a veces algo puerilmente en situaciones en las que se requiere una cabeza tranquila.

Géminis, por otro lado, está como su elemento Aire, con la mente siempre volando entre reflexiones personales y de lo que le rodea, buscando otros conocimientos que no tiene actualmente, siempre ávido de saber y conocer más. Esa es una de las razones por la cual siempre está en un constante cambio de actitud y personalidad, haciendo a su vez que los que le rodean acaben desconcertados y perdidos con este pensador.

El elemento de Aire del signo zodiacal de Libra es el tipo de viento tranquilo, aquel que acaricia el rostro sin molestar y mantiene el equilibrio natural.

Libra siempre está en la búsqueda de la belleza, la armonía y la justicia en el mundo, tanto el mundo interior como el mundo exterior.

Libra es extremadamente sociable, necesitando del contacto con la gente para poder sentirse identificado con los demás.

El elemento de Aire del signo zodiacal de Acuario es, sin embargo, un viento brusco, el aire que vaticina cambios alrededor.

Acuario se caracteriza por estar conectado con la sabiduría y conciencia universal. Esta sabiduría está orientada sobretodo hacia los ideales de la humanidad, la innovación y la prosperidad. En definitiva, siempre está buscando y persiguiendo el avance hacia un mundo mejor para todos.

Los ideales de acuario suelen ser bastante fáciles de detectar, ya que normalmente estarán orientados hacia el progreso y la libertad, libertad sobretodo en lo respectivo a lo personal.

¿Cuáles son los signos del zodiaco que tienen el elemento Tierra?

Entre los elementos de los signos del zodiaco, el elemento Tierra es prácticamente el más difícil de detectar a simple vista, ya que sus cualidades (y defectos) normalmente se empiezan a detectar a más un largo plazo que bien a uno más corto.

Lo que vas a empezar a notar cuando contactes con alguien que tenga el elemento tierra entre su signo zodiacal es que son, por norma general, extremadamente realistas, hasta el punto que pueden hacer bajar de la nube en cuestión de segundos a cualquiera que ande entresoñando o imaginándose cómo podría ser su mundo.

Otra cualidad del elemento Tierra, que a veces puede llegar a ser extenuante, es el que son pacientes en extremo, sabiendo esperar el momento para cada cosa, sin precipitarse y pensándolo todo dos, tres y cuatro veces para que las metas se cumplan, lo cual normalmente entre este elemento suele ser cierto.

Quizás la cualidad que uno le pudiese recriminar a un elemento Tierra es lo materialista que puede llegar a ser, ya que suelen tener más valor a las cosas que pueden tocar y ver, así como al valor monetario de las cosas o las posesiones que tienen.

A continuación te pongo un listado de cuáles son entre los elementos de los signos del zodiaco de Tierra.

Tauro es quizás el signo que más tenga los pies en la tierra, de tal forma que parezca que esté realmente enraizado en la Tierra. El elemento de Tierra del signo Tauro es una Tierra fértil y aportadora de una seguridad única.

El signo del zodiaco de Tauro siempre protegerá y luchará por lo que es suyo, por lo que le pertenece, tanto sea algo que ha conseguido de una manera material, o bien los lazos sentimentales que a este signo le cuesta tanto crear.

Tauro puede llegar a ser posesivo y testarudo de una forma muy particular, siendo quizás la forma de más fácil de reconocerlo a simple vista, ya que siempre va a defender su posición y de lo que es suyo de una forma muy vehemente.

La finalidad última del signo de Tauro siempre va a ser el bienestar material y la estabilidad emocional, peleará, luchará y se mantendrá en sus trece con tal de conseguir estas metas.

El elemento de Tierra del signo del zodiaco Virgo es un tanto peculiar, ya que la Tierra a la cual está vinculado es más bien unas Arenas Movedizas.

Virgo es realista en extremo y persigue de forma casi enfermiza el orden y la perfección en cualquier aspecto de la vida, tanto sea en el trabajo, en las relaciones o en su propio bienestar. Pero por otro lado, de forma totalmente contradictoria, es capaz de no cerrarse a los cambios y tienen en cuenta cualquier posibilidad de los posibles cambios, siempre y cuando se adapten al fin que tienen en mente.

Una cualidad en la que cabría destacar a los Virgo es la capacidad de análisis y reflexión que este zodiaco de elemento Tierra tiene, ya que es capaz de visualizar de una manera única cualquier enfoque y dar un punto de vista veraz. Por así decirlo, el signo de zodiaco de Virgo es capar de trasplantarse a cualquier otro tipo de Tierra si lo encuentra necesario.

El elemento de Tierra que rodea al signo del zodiaco de Capricornio es un tipo de Tierra dura, rocosa, montañosa. Capricornio, como su simbología de una cabra que lo representa, le gusta caminar sobre terrenos escarpados y montañosos con tal de seguir ascendiendo y posicionándose cada vez mejor para su punto de vista de la vida.

La capacidad de supervivencia de Capricornio es prácticamente mítica. Esto unido a su afán de seguir adelante de cualquier forma, de una forma perseverante y determinante, hacen que rara vez no cumpla su meta, de una forma u otra, de llegar a la cima que anda escalando.

Una vez de Capricornio ha llegado a esa cima, es capaz entonces de relajarse y observar bien lo que ha conseguido. Pero ten en cuenta que eso será sólo durante un tiempo, ya que desde la cima hay mejor paisaje y seguramente acabará echándole el ojo a otra cima más alta y escarpada.

Hablando de los elementos de los signos del zodiaco, ¿qué signos son de elemento Fuego?

Reconocer los elementos de los signos del zodiaco pertenecientes al Fuego, es sumamente fácil. La impulsividad que reflejan en cada uno de sus actos, haciendo las cosas que quieren, que tienen en mente o simplemente se plantean como objetivo del momento, a veces de una forma temerosa, inmediata y totalmente fuera de control en ocasiones, hacen de ellos unas personas únicas.

Realmente son personas impredecibles la mayoría de veces, ya que dependen mucho de lo que se les pase por la mente en el momento. Eso sí, cuando tienen una meta y quieren lograrla, debes estar preparada para que actúen una y otra vez hasta conseguirla. La vehemencia en cada una de sus acciones hasta lograr sus propios objetivos es muchas veces admirable.

También puedes reconocer a los de elemento Fuego por la energía que desprenden, la forma de actuar de ellos normalmente no pasa desapercibida, haciendo siempre gala de una exhibición de fuerza, garra y ganas en cualquier cosa que se propongan.

Para saber cuáles son los signos del zodiaco que pertenecen al elemento Fuego, a continuación te pongo los signos pertenecientes a este elemento.

El elemento de Fuego de Aries es posiblemente el equivalente al Fuego Primigenio, al primer Fuego que se originó.

Aries es un pionero en imaginarse nuevos conceptos y nuevas propuestas de negocio y estilos de vida. Es totalmente capaz de idear todo unas ideas revolucionaras, y por su valentía y eficacia, las llevará a cabo sin muchos problemas.

La energía de Aries es desbordante y de una alta frecuencia, tanto que más de un conflicto le vendrá a su encuentro sin quererlo, sólo por el hecho de estar generando tanta resonancia. Pero lo más seguro es que esos conflictos generados sea por su forma de actuar algo agresiva y a base de arrebatos. Más de una vez se meterá en problemas por su forma impulsiva de actuar y defender su propio de vista, aunque sólo él lo entienda.

Debes tener en cuenta que el Fuego de dentro de Aries no dudará ni un instante en arrasar con todo y todos los que tenga por delante con tal de cumplir los propios objetivos establecidos por su innovadora cabeza.

Leo

El elemento Fuego del signo de zodiaco de Leo es una llama que brilla con intensidad desde su interior, haciéndole brillar por fuera. Eso hace que Leo llame tanto la atención y la atracción que causa, reafirmando su posición como el Rey del Zodiaco.

Por esa misma condición de Rey del Zodiaco, Leo necesita ser dominante con el resto, hacer que se dobleguen a su voluntad y que el resto de la gente lo adore y celebre que tiene un mínimo de su preciada atención.

El orgullo propio de Leo puede ser una moneda de dos caras, ya que por un lado va a hacer que tenga muchas discusiones y encontronazos en la vida por lo mismo, pero a su vez es la garantía que hace que sea un triunfador nato, y que su llama interior no se apague nunca.

De entre los elementos de los signos del zodiaco, el elemento Fuego de Sagitario es quizás el más estable y controlado de todos.

Pero no por ser tranquilo y sosegado no debes dejar que te engañe por eso, ya que su fuego interior se avivará de repente, causando una llamarada de rabia cuando fuese necesario para poder defender a sus intereses y a quienes tenga bajo su cobijo.

De mientras no esté avivado ese fuego interior de Sagitario, disfruta del calor de su optimismo, de la alegría y sinceridad que desprende este cálido signo. Debes saber que difícilmente lo verás deprimido cuando hay alguna adversidad, ya que normalmente suele sobreponerse ante cualquier problema de una forma inteligente y con un espíritu de superación prácticamente únicos.

Sagitario sabe en su fuero interno que todo estará bien mientras permanezca sosegado.

A continuación te dejo un vídeo sobre los elementos de los signos del zodiaco, ¡espero que te guste!

https://youtu.be/Hf7gFEMGWYY
Créditos del Vídeo: Tu Horóscopo
¿Cómo es cada signo en el amor?

¿Cómo es cada signo en el amor?

¿Cómo es cada signo del zodiaco en el amor?

Cada signo tiene su forma, peculiar y única, de vivir y enfrentarse al amor: algunos van en su búsqueda, mientras otros le huyen, a la vez que otro grupo decide sentarse a esperar. Por lo tanto, es importante saber cómo es que la persona que amas o, en su defecto, aquella que tanto te gusta, se maneja en el amor, puesto que si lo ignoras, corres el riesgo de apresurarte, o de demorarte, decisiones que pueden resultar en la pérdida total de las posibilidades que tenías con esa persona. Así es que presta mucha atención, porque te contamos todos los detalles de cómo vive y se acerca al amor, tu persona amada.

Cómo vive el amor cada signo

Aries: ni lerdo ni perezoso, se hará notar enseguida y te tomará, estés disponible o no. Es muy apasionado y necesita que te entregues sin reservas. Una gran ventaja es que son intuitivos, por lo que sabrán percibir cuando necesitas que esté ahí.

Tauro: la sensualidad es su lema, lo cual puede resultar sorprendente cuando estás en la fase de conocerlo, puesto que es tan correcto que puede llegar a confundirse con una persona fría en el sexo. Espera a que entre en confianza y verás al animal que lleva en sí.

Géminis: usan la palabra para seducir, pero no logran la entrega emocional muy fácilmente. Su punto fuerte es el aspecto físico. Ten cuidado cuando sus gemelos comienzan a tirar cada uno para su lado.

Cáncer: su inseguridad lo lleva a buscar personas con un carácter fuerte y una personalidad bien definida. Necesitan que su pareja sea conservadora, puesto que es la única forma de formar una familia que conciben.

Leo: en su afán por agradar e impresionar, terminan dando más de lo que reciben y su corazón termina roto la mayoría de las veces. Cuida mucho a tu león, no hay otro como él.

Virgo: le cuesta mucho iniciar una relación. ¿Un consejo? Si te presentas ante él como un misterio a resolver o un desafío a conquistar, simplemente dará la media vuelta y se irá con alguien más sencillo y simple.

Libra: ellos te eligen pero tú debes avanzar. Olvídate de insistir si no eres la persona elegida, puesto que no lograrás un “sí” ni de aquí a mil años. Les encantan los regalos y las relaciones armoniosas.

Escorpio: sus celos te sofocarán, pero te lo recompensará muy bien a la hora de hacer el amor. Fogoso como ninguno, es un caudal de erotismo y pasión. Son espirituales también, así es que puedes abordarlo a través de un tema que les interese a ambos.

Sagitario: viven el amor más como una aventura que como un proyecto de vida. Son muy tiernos, pero principalmente apasionados. Ten cuidado, no son muy afines al compromiso; habrá que convencerlos.

Capricornio: se acercan con cautela, pero a paso firme. Buscan el beneficio económico o, en su defecto, no salir perdiendo en este aspecto. Una vez afianzados en una relación, son fieles como nadie más.

Acuario: podrás conquistarlos a través de una sorpresa que les des. Evita ser repetitivo y rutinario, ya que no harás más que alejarlos. Si sientes que te evade en el sexo, despreocúpate, es parte de su juego de seducción.

Piscis: es el más sensible de todos los signos. Los conquistas a través de la palabra… y de obsequios también. Les encantan los misterios, pero cuidado, son muy enamoradizos, por lo que no dudan en dejar corazones rotos para dejarse conquistar por un nuevo amor.

Los Números de la suerte de Virgo

Los Números de la suerte de Virgo

Los Números de la Suerte de Virgo

Si hay algo que nos puede ayudar a mejorar la suerte que tenemos en la vida, esta es la numerología. Conocer el significado de los números es algo que nos puede llevar al éxito más grande y, desconocerlos, a la derrota más profunda.

Por ello, es necesario tener en cuenta los números primarios y los secundarios, los cuales serán los más importantes en el caso de Virgo al no tener, este un número de la suerte primario, signo de su complicado carácter.

Los números de la suerte para Virgo son: el 10, el 15 y el 27.

El Número 10

El número 10 es símbolo de tranquilidad y de unión. Estar el 1 unido con el 0 implica que esta es una persona introvertida, con muchas ganas de pensar y que le va todo lo relacionado con el intelecto.

Por ello, este es el número que deberemos tener en cuenta en todo lo relacionado con el trabajo. Además, este es compatible con el 2 y el 5.

El Número 15

Por otro lado, el número 15 es número que refleja buenas intenciones, suerte y persona de lo más trabajadora. En este caso, la combinación de estos dos números implican que es una persona que tendrá éxito en la vida, pero para ello será necesario que siga proponiéndose retos.

En este aspecto, el número 15 es perfecto para el amor. Todo lo relacionado con el amor, si lo unimos el 15, de cualquier manera, será un éxito seguro.

El Número 27

Por último, el número 27 es un número perfecto para el dinero. Todo lo que hagamos relacionando el mundo del dinero y este número nos saldrá bien. Si bien, este número también reclama de ciertos cuidados por parte del Virgo; no se debe fiar todo en este número y es necesario tener en cuenta las combinaciones que se hacen con los demás números. Las combinaciones con el 8 y el 6 serán las mejores.

Combinar estos números implica que podremos tener la suerte más cerca, pero debemos también tener en cuenta otros factores como los números que no nos son propicios o los otros signos con los que podremos tener más éxito en el trabajo o en el amor.

Para llamar a la suerte, deberemos basarnos mucho en el número simple, en este caso en el 3. Este es el número de la suerte y del amor, pero también de la tranquilidad y del intelecto, que se une perfectamente al 1, personas con gran motivación y creatividad.

Las 5 cosas que más odia Virgo

Las 5 cosas que más odia Virgo

Las cinco cosas que más odia Virgo

La fiesta eterna en la que viven los nativos de Virgo puede tener un fin amargo: cuando se topan con aquello que sienten que les amenaza o les ata. Y no son pocas cosas.

A los Virgo les repele todo aquello que hace pesada la vida y las relaciones humanas. Y algunos de estos enemigos son reales y otros meramente imaginarios.

Perder el tiempo

Para los Virgo la vida es el bien más valioso que se nos concede, y desperdiciarla es uno de los peores pecados que podemos cometer. No concibe ningún pretexto que pueda permitirnos dejar de lado los placeres de la vida. Para él aquel tiempo que no se gasta en ellos que se nos brindan, es tiempo perdido.

El problema es que a veces ese tiempo perdido es que se dedica, por ejemplo, al trabajo o a la educación. Virgo no sabe repartir muy bien las prioridades, y su idea del tiempo bien empleado merece, sin duda, una revisión.

La pobreza

Virgo es el espíritu del hedonismo encarnado, y no concibe una vida sin el estatus y los placeres que brindan el lujo y el dinero. Nació para una vida confortable, que no siempre obtiene, pero por la que está dispuesto a todo.

La idea de las limitaciones económicas le aterra, pero más por un sentido práctico, porque cree que significan el final de sus sueños de grandeza y de bienestar.

Como si la posible miseria fuera un terrible reino al que se le podría desterrar.

El trabajo mal hecho

Los Virgo poseen un control de calidad intrínseco, y así como resultan grandes supervisores de lo que otros hacen, también manifiestan una aversión incontenible por los malos resultados, los productos imperfectos y los malos trabajadores.

Si tu jefe es un Virgo, más vale que cumplas al 100% con tus deberes.

La edad

Los joviales Virgo ven sus risas acalladas por el paso de los años. No conviven sanamente con las arrugas y con las limitaciones que llegan aparejados con la edad (si bien hay que decir que su aspecto no desmejora con el paso del tiempo, sino todo lo contrario).

Se trata de personas que, por desgracia, no sienten mucho aprecio por los ancianos.

La culpa

Cuando ocurre algún accidente, descuido e incluso actos malintencionados relacionados con un Virgo, mejor olvidarse de que tome alguna responsabilidad o de que, al menos, pida perdón. En parte por su perfeccionismo que le hace concebir imposible la idea de cometer errores.

Y en parte porque, sencillamente, no cree en la culpa, ni la desea. Mejor ponerse manos a la obra a reparar lo deshecho. Y mejor ni hablarle sobre las culpas que otros sufren.