Seleccionar página
Psicología de Sagitario

Morgana

jueves, 13 abril, 2017

Psicología de Sagitario

El signo de Sagitario es la energía que comprende y sintetiza la realidad. Su psicología llena de abundancia y generosidad es producto de haber encontrado el sentido de las cosas.

El centauro representa a Sagitario, mitad animal, mitad humano. El hombre con su arco y flecha apunta y marca una dirección y sentido vital; y todo, con la fuerza bruta del animal.

Con Sagitario obtenemos una amplia perspectiva de lo que sucede. Su visión global hace ver el porqué de los hechos, teniendo como consecuencia una confianza innata en la vida.

El signo de Sagitario desarrolla psicológicamente unos ideales y pensamientos, que son los patrones que constituyen su forma de caminar por la vida. Los pensadores y filósofos son personas sagitarianas. La religión como búsqueda de la verdad, es algo intrínseco de la energía del signo de Sagitario.

Sagitario ama el mundo de las relaciones, la enseñanza y educación, los viajes a otros países, la alegría, el sexo, el dinamismo, los descubrimientos, etc.

Sagitario: Sabiduría y expansión

El signo de Sagitario tiene como planeta regente a Júpiter. Ambos rasgos astrológicos hablan del arquetipo del maestro. El maestro es el que ha encontrado la verdad, y la transmite a los demás.

Jesucristo encarnó en gran parte esta energía. El papa (arcano 5 del tarot) es otra clara representación de esta energía. Por eso, Sagitario contiene sabiduría y necesidad de expresar esa sabiduría a los demás.

Por otro lado, en Sagitario se puede desarrollar una especie de orgullo y soberbia, por el hecho de creerse más que los demás. “Yo sé”. Hay que recordar que el auténtico maestro es el que ha realizado un trabajo interior que le ha evidenciado la verdad.

Artículos destacados

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.