Satanás y el Dios Astado de las Brujas

Cómo el Dios Astado se convirtió en Satanás.

Muchas veces te puedes encontrar figuras en el arte, en la literatura, incluso en las palabras de cada uno de nosotros, que nos evocan muchas ideas, entre ellas al típico demonio y, por supuesto a Satanás. ¿Pero qué tal si te digo que esa idea preconcebida, la cual tenemos en mente muchas veces, de Satanás pertenece a un Dios Astado ancestral y totalmente benevolente?

Posiblemente te levante ampollas, posiblemente despierte en ti curiosidad. Te voy a mostrar desde un punto de bruja wiccana la versión de los hechos acontecida, ¡te quedarás totalmente boquiabierta!

La situación con el Dios Astado en el momento de ser satanizado.

La adoración a la fertilidad, a la naturaleza y la búsqueda de un más allá se ha visto desde los inicios del hombre. Como ejemplo de ello están la Venus de Willendorf en el paleolítico, los elaborados rituales fúnebres de la antigüedad, entre otros. Sin embargo, a partir de la llegada del catolicismo, la iglesia censuró, persiguió y satanizó muchas creencias del hombre, para así imponerse incluso como una autoridad.

Los wiccanos no corrieron con la mejor de las suertes, siendo su Dios Astado satanizado hasta el punto que la primera imagen en venirte a la mente cuando menciono a Lucifer o Satanás, es la de un ser con tridente, cola y cuernos. A pesar de que la cantidad de seres malignos o “diablos” es proporcional a la cantidad de religiones existentes, la imagen más conocida por todo el mundo es la difundida por los católicos y cristianos.

A través de la historia se suele representar a los dioses con cuernos (por la asociación del hombre con la naturaleza), como el céltico Cernunnos, el inglés Herne el Cazador, el egipcio Osiris, el indio Pashupati, el griego Pan, el romano Fauno y el galaico Vestio Alonieco.

De hecho, la primera representación de una deidad con cuernos es en una caverna (“Des Trois Freres” en Ariege, Francia) en el paleolítico, cuya pintura muestra a un hombre con cuernos en su cabeza (se cree que la tribu tenía un baile sagrado con esta deidad, con la intención de aumentar el número de animales cazados).

Situación actual de la figura del Dios Astado.

En el neopaganismo, el Dios Astado es una energía simbolizada por el sol (eternamente persiguiendo la luna en el cielo, es decir, la Diosa), es el arquetipo de lo masculino, la energía desatada, la justicia, la virilidad, la vitalidad, la fertilidad, la caza y los animales.

El Dios Astado es el que caza y es cazado; el sol que brilla ardientemente sobre nuestras cabezas. Es conocido por su benevolencia (no es alguien severo, como acostumbran a ser las deidades judías y cristianas), ser el protector de los bosques (además de los desiertos y las montañas), su sabiduría, fortaleza, ánimo y sexualidad.

El Dios Astado crea, muere y renace durante el ciclo estacional. Él es el amante de la Virgen Blanca, el hijo de la Madre Roja y en su muerte se entrega al seno de la Oscura Anciana para de este modo renacer.

Simbolismo del Dios Astado Wiccano.

Simbología del Dios Astado de las Brujas

Generalmente, los brujos wiccanos suelen rendir más culto a la Diosa (supongo que se debe a que las personas se sienten más a gusto con la imagen de una madre, por contradicción a las religiones generalmente patriarcales u ortodoxas).

De igual manera se encuentra el miedo consciente o subconsciente hacia la figura de un Dios Astado, gracias a la cultura popular que les representa como seres viles y maléficos. pero a mi parecer esto es un grave error, ya que ambas deidades se complementan uno al otro, ellos crean el mundo en perfecta armonía.

Un Dios Masculino, complemento de la Diosa Femenina.

El Dios Astado no es superior a la Diosa y viceversa. Toda adoración o altar debe contar con el equilibrio de ambos. Les encontramos en el mundo natural, en los árboles, las plantas, los ríos, las rocas, las estrellas, el sol, la luna y en nosotros mismos. No puede existir vida sólo con una figura femenina (la vida no se crea a partir de únicamente un óvulo, ¿no?), por ello la mujer y el hombre son igual de necesarios en la wicca.

Citando al libro «Wicca: una guía para la práctica individual» de Scott Cunigham, el Dios Astado:

Corresponde generalmente a un principio masculino; él es el complemento perfecto de la Diosa, identificado con el sol, los desiertos y los bosques, el mismo que cuida a los animales salvajes. Algunos le consideran el Señor de la Muerte y la Resurrección. Los wicca celebran su nacimiento, crecimiento, la unión con la Diosa y su muerte en los ocho sabbats. El Dios no debe ser confundido con la concepción que los cristianos tienen comúnmente de Dios.

Origen de los prejuicios y la confusión popular entre el Dios Astado y Satanás

Pero, ¿de dónde proviene esta imagen popular? El estereotipo del diablo con la imagen del Dios Astado es popularizado en la Inquisición (movimiento católico donde fueron torturados y asesinados una gran cantidad de paganos, no paganos y animales por considerarlos “herejes“). Si quieres darte una idea de las ideas que promovían, te recomiendo leer “Malleus Malleficarum“, mejor conocido como “El Martillo de las Brujas“.

La imagen de Satanás como un diablo inculcada por la iglesia católica.

La Inquisición planeaba plantear al Dios con cuernos como un enemigo al que se debía destruir. Más allá de la imagen creada en la Edad Media, no hay ningún registro en la Biblia que concuerde con la descripción de “cuernos, cola, tridente“.

Más bien es descrito vagamente como “el enemigo” (del hebreo “Satán“), e incluso se refieren a él (antes de su rebelión y caída) como el ángel más hermoso del cielo.

En este orden de ideas, podríamos deducir que el verdadero rostro de Satán está dotado de una belleza incomparable. Para que te hagas una idea de qué tipo de ángel era antes de la rebelión y caída, te recomiendo que eches un vistazo a la jerarquía celestial.

A pesar por sus intentos por erradicarlas, nuestras creencias wiccanas sobrevivieron a torturas y hogueras. Sin embargo, todavía en la actualidad, se tiende a confundir los estereotipos de una religión y las deidades de otra. No existe ningún tipo de relación entre el enemigo cristiano y el Dios Astado de la wicca, excepto la imagen que impuso a conveniencia la autoridad eclesiástica de la Edad Media.

Hemos sido influenciados todos nosotros, sobretodo en el mundo occidental, por una sociedad mayoritariamente cristiana, arraigándose así en nuestro subconsciente el desprecio a las deidades astadas.

Dios primigenio, mi Dios, no tu diablo.

Los brujos wiccanos nunca han adorado al diablo de los cristianos o católicos. El Dios con cuernos de los brujos es el Antiguo Dios Astado de la Caza, el cual es la fuerza que nos une a nuestros orígenes salvajes, que nos invita a respetar los unos a los otros, a escuchar con nuestros sentidos, así como a reconectarnos con nuestros instintos, con nuestra inteligencia primaria.

Él es mi Dios, no tu diablo.

Pensando en ti, he escogido los siguientes temas:

Como te tengo en mi mente, te he escogido los siguientes temas que creo que te ayudarán en tu día a día y solucionar tus inquietudes,

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!